Pisos turísticos registrados en el Gobierno Vasco 2017-2021

https://datawrapper.dwcdn.net/VePjb/3/

«Estos datos forman parte de un informe remitido al Parlamento Vasco por el consejero de Turismo, Comercio y Consumo, el socialista Javier Hurtado, en respuesta a una pregunta del representante de EH Bildu Iker Casanova, que pedía también una evolución de estas viviendas en el último lustro. Según estos datos, las 4.047 viviendas y habitaciones actuales suponen un incremento del 64% de la oferta existente en 2017. En 2016 se aprobó la Ley de Turismo y en 2018 se acotó aún más la regulación de estos alojamientos. En Euskadi su registro es obligatorio ante la fuerte implantación de plataformas de reserva en Internet que actuaban de modo ‘pirata’ y han de seguirse otros pasos como colocar un distintivo en el portal. Por años, en 2017 eran 2.464 los alojamientos totales sumados pisos y habitaciones, en 2018 2.961, en 2019 3.704, en 2020 3.876 y en 2021 4.047.»

https://www.eldiario.es/euskadi/donostia-concentra-40-pisos-turisticos-euskadi_1_8860048.html

Evolución del número de establecimientos hoteleros en Donostia (2011-2021)

El crecimiento desmedido de pensiones y hoteles desequilibra el modelo económico de la ciudad y expulsa a las y los donostiarras. Es un claro exponente de la turistificación de Donostia y de la deriva de estos últimos años.

El año 2011 había 101 establecimientos hoteleros (hoteles y pensiones) en Donostia. En 2021 son 155. En los años en los que gobierna el Ayuntamiento la actual coalición entre PNV y PSOE, hay 45 establecimientos más (en 6 años!!).

Por muchos rumores interesados que se difundieron entre 2020 y 2021 la pandemia del COVID-19 no ha mermado la cantidad de establecimientos abiertos en la ciudad.

https://es.eustat.eus/explorador_datos_turismo_euskadi_hoteles.html

Ayuntamiento de Donostia y viviendas de alquiler turístico: doble fraude

El Ayuntamiento de Donostia y la asociación de viviendas de alquiler turístico Aparture acaban de presentar una iniciativa para promover la clasificación de residuos en algunos pisos turísticos de la ciudad. Desde la plataforma Bizilagunekin queremos denunciar que esta iniciativa esconde un doble ejercicio de blanqueo y engaño.

Por un lado, por parte del Ayuntamiento. Donostia es el municipio de Gipuzkoa que menos residuos recicla. El Gobierno municipal no ha impulsado ninguna iniciativa significativa para promover la clasificación de los residuos durante su periodo de gobierno y, además, los dos partidos que están en el Gobierno municipal son los principales impulsores de la incineradora que ataca la salud de los donostiarras y el medio ambiente. El turismo es una de los principales causantes del cambio climático. La presencia de 5 aeropuertos en un radio de 100 km desde Donostia, la transformación del espacio natural de la isla en un punto de visita para turistas, el proyecto de surf-park en Antondegi, la construcción de un macro-centro comercial en Belartza, etc., son algunos de los ejemplos que podríamos citar para explicar que la turistificación de Donostia supone una amenaza para el medio ambiente. Esta iniciativa tiene un impacto insignificante en relación con los daños ecológicos realmente significativos que provoca la turistificación. Es puro greenwashing o blanqueo verde.

El segundo, por parte del lobby Aparture. A través de esta iniciativa que no le exige ningún compromiso en sus pisos turísticos, consigue que el Ayuntamiento de Donostia promocione sus negocios privados. El Ayuntamiento da legitimidad a este actor clave en la turistificación de la ciudad y de la emergencia habitacional. Lo hizo cuando aprobó la ordenanza ilegal de pisos turísticos, cuando modificó el plan general para dar permiso a los pisos que estaban fuera de la normativa; también cuando suprimió a los inspectores que trabajaban en la detección de pisos ilegales. Desde su posición en las instituciones públicas actuán a favor de los que utilizan las viviendas para su negocio.

Queremos reivindicar que es hora de establecer medidas reales a favor del decrecimiento turístico. Creemos que hay que limitar los pisos de alquiler turístico, reducir su número y hacerlos desaparecer de la ciudad a corto plazo. La solución a la emergencia habitacional debe ser un objetivo prioritario; cortar el paso a los pocos que se enriquecen con el problema de la mayoría. Por último, queremos mostrar nuestro total apoyo a las iniciativas y políticas reales para conseguir el objetivo de basura cero, preservar el medio ambiente y frenar la emergencia climática. Por eso nos parece inadmisible el doble fraude. No tragamos este blanqueo verde.

Uno de los pricipales causantes del cambio climático es el turismo

Decenas de agentes nos hemos unido un año más en el marco de la iniciativa ALDAKETALDIA contra la emergencia climática. Durante varios días hemos llevado adelante diferentes iniciativas, entre ellas una manifestación para recordar el desastre del vertedero de Zaldibar y exigir responsabilidades políticas. Las ideas que están detrás de todas estas acciones están en el manifiesto firmado por estos agentes.

Los miembros de la plataforma BiziLagunEkin hemos pegado en las calles de Donostia murales que ponen el foco en la vinculación del turismo con el cambio climático.

El 8% de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) son debidas al turismo. 1

Nos jugamos el futuro en nuestras costumbres y estilo de vida, en las decisiones sobre infraestructuras de transporte, en el modelo de ciudad y en la ordenación del territorio. Porque la crisis ecológica empieza aquí. Es urgente construir la vida de la ciudad y del territorio sobre otras bases.

Donostia hacia el decrecimiento turístico.

1 Lenzen, M., Sun, YY., Faturay, F. et al. The carbon footprint of global tourism. Nature Clim Change 8, 522–528 (2018). https://doi.org/10.1038/s41558-018-0141-x

Ciudad y transformación social: turistificación

La actividad turística ha vivido un fuerte crecimiento en la última década en todo el mundo. Tras el parón provocado por la pandemia, parece que está recuperando el impulso y el rumbo de antes. El impacto de la turistificación en las ciudades tiene características diferenciadas. En Donostia se puede observar que el incremento de la actividad turística genera efectos que condicionan la vida de las y los donostiarras.

El peso de la actividad turística en la economía de la ciudad, su influencia en la decisión de las políticas públicas, el desequilibrio que genera en el mercado de la vivienda, su presión sobre el entorno natural, las condiciones de trabajo que ofrece y muchas otras consecuencias, más allá de los grupos de turistas que llenan las calles, dejan claro que se trata de un fenómeno que atraviesa el modo de vida de la gente.

El discurso que valora positivamente el crecimiento del turismo sería indiscutible si fuera por algunas instituciones y medios de comunicación; pero el debate está abierto en la sociedad y entre los movimientos que denuncian las consecuencias de esta situación.

Este es el debate que abordaremos en la sesión que realizaremos el próximo 24 de noviembre. Os invitamos a participar en ella a miembros de grupos, asociaciones y agentes sociales, investigadores universitarios y a toda persona interesada en el tema.

CIUDAD Y TRANSFORMACIÓN SOCIAL: TURISTIFICACIÓN

  • Miércoles 24 de noviembre
  • 18:00-20:00
  • Emaus Social Faktory (Mundaiz 6, Donostia)
  • Inscripción: j.marquez@emaus.com

Emaús y BiziLagunEkin

Ciudad y Transformación social: Vivienda

La situación de la vivienda como un lujo objeto de especulación y no como un derecho es un problema generalizado en las sociedades capitalistas. Donostia no es la excepción. De hecho, en esta ciudad, no solo que no es un problema nuevo, sino que empeora a pasos agigantados. La gentrificación es una realidad en nuestro contexto, mientras cada día crece el número de personas en situación de calle, provocando un aumentando la brecha social. 

En este marco, el proyecto Unibertsitatea Plazan que promueve las reflexiones criticas para transformar los territorios, propone un nuevo encuentro junto con la plataforma Bizilaguekin, desde donde abordar esta problemática. Además, os proponemos reflexionar sobre cuál es el papel de la Universidad ante esta situación: ¿está alineada con los Movimientos Sociales que trabajan por el acceso a una vivienda digna? ¿que aportaría esta alianza a la causa? ¿es posible? y si no lo es ¿cómo debería ser? 

Os invitamos a reflexionar, debatir y construir alternativas territoriales sobre esta urgencia social 

  • Miércoles 10 de noviembre 
  • Emaús Social Faktory. Mundaiz 6, Donostia 
  • 18:00-20:00

BiziLagunEkin y Emaús 

Las asociaciones de Donostia se unen contra el derribo del Bellas Artes

Hace exactamente dos semanas nos reunimos en esta sala con todos los grupos políticos de la oposición para denunciar el inicio clandestino de las obras de derribo en el Palacio Bellas Artes y anunciar la interposición de sendos recursos legales contra la licencia municipal y la ficha urbanística del PEPPUC.

En este tiempo se ha demostrado que lo que insistían en presentarnos como una intervención positiva de rehabilitación es en realidad una intervención destructiva. Según hemos comprobado, conlleva la desaparición completa de la estructura y distribución interior del edificio histórico, así como importantes modificaciones en el diseño original de sus fachadas.

El proyecto de la propiedad consistente en habilitar 3 plantas de garaje subterráneo robotizado, 84 alojamientos turísticos y un nuevo levante de 2 alturas atenta contra la integridad y la autenticidad del cinematógrafo más antiguo de España, anulando su valor patrimonial.

Hemos visto cómo el presidente del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios se ha dirigido al alcalde de San Sebastián, mostrando el desacuerdo de los expertos ante la lamentable e irreversible pérdida de un inmueble con significado cultural universal, que es un superviviente único dentro de su tipología. No dudan en atribuir esta decisión a la “especulación inmobiliaria”.

Recordemos que los últimos años vienen marcados en la ciudad por un malestar creciente, motivado por el goteo incesante de derribos. La alarma social ha desembocado en la aprobación de 2 moratorias consecutivas, acompañadas por una modificación parcial y una revisión general del PEPPUC, que siguen sin resolver este problema. Las pérdidas patrimoniales han afectado a todo tipo de edificios, con especial incidencia en las villas históricas. Entre las desapariciones más significativas cabe mencionar a título de ejemplo:

Villa Kanimar, Villa Txomin, Miracruz 19, Villa Stella Maris, Villa Saga, Villa Zerutxo, Villa Narcisa, campus EUTG, caserío Txanponenea, caserío Erbetegi, fábrica OASA, Villa Torata o Villa Supervielle.

También se han generalizado los derribos interiores o vaciados completos como en:
Plaza del Buen Pastor 5, Elcano 10, Plaza de Guipúzcoa 2 y 11, Fuenterrabía 9, Arrasate 51 o Aldamar 32, arrasando en muchos casos con valiosos portales.

Donostia no sólo es la capital con el precio del m2 de vivienda más caro (tanto en venta como en alquiler), sino que también es la ciudad donde la rentabilidad hotelera es más elevada, encabezando el ránking estatal. La implantación de alojamientos turísticos está siendo masiva: este gobierno municipal ha concedido más de 30 licencias en un tiempo récord, afectando en muchos casos a edificios protegidos. Entre ellos:

Hotel Zenit (Siervas de María), Gorka Room Mate, Arbaso, Villa Favorita, Villa Katalina, Villa Eugenia (Jai Alai), Villa Victoria (C/ San Bartolomé), Catalonia (Convento Compañía de María), ABBA (Palacio Vastameroli), Boutique Bidaia (Ategorrieta), SanSeBay (C/ Mari), Vista Eder (Miraconcha), Arrizul (Urbieta 51) o Zubieta 3. Y en preparación: Corazón de María, María Inmaculada, Villa Nª Sª de Iziar (Paseo de la Fé) y 84 apartamentos turísticos en el Bellas Artes.

El proceso de turistificación incide sobre la movilidad al multiplicar los parkings en espacios centrales de la ciudad: ayer mismo se autorizaron 320 plazas de aparcamiento en Gros, destruyendo el claustro de María Inmaculada. La proliferación de hoteles origina un incremento de precios en el sector inmobiliario, haciendo imposible el acceso a la vivienda. Ha llegado el momento de decir basta a este proceso de mercantilización del espacio urbano, con graves repercusiones en el ámbito social y cultural.

Desgraciadamente el Bellas Artes se ha convertido en el exponente perfecto de esta deriva reciente: una gestión mucho más centrada en satisfacer las apetencias lucrativas de unas pocas empresas, que en el interés colectivo de los donostiarras. La rebaja progresiva en su régimen de protección constituye un ejemplo claro de urbanismo a la carta, que pone en cuestión  el modelo de ciudad. La banalización de este icono urbano, sacrificado una vez más en aras del aprovechamiento turístico, constituye la metáfora de la ciudad que no queremos.  

Porque este edificio es mucho más que un viejo cine en desuso. Constituye un símbolo muy querido por generaciones de donostiarras y tal vez por eso ha logrado canalizar la preocupación latente en un amplio sector de la ciudadanía. Una docena de asociaciones con objetivos e ideologías diversas nos hemos unido para oponernos a su anunciado derribo y reclamar una gestión urbanística mucho más sostenible y atenta a las necesidades reales de las personas. Esta iniciativa cuenta con la adhesión de los siguientes colectivos:

  • ÁNCORA
  • ONDARE
  • ERDIAN BIZI
  • BIZILAGUNEKIN
  • PARTE ZAHARREAN BIZI
  • AMARA BERRI AUZO ELKARTEA
  • AMARA BAI
  • DONOSTIA DEFENDATUZ
  • HARITZALDE
  • BELARTZA 2 GELDITU
  • PARKEA BIZIRIK
  • SATORRALAIA

En definitiva, comprobamos que el gobierno municipal se está quedando solo:

1) La oposición en bloque ha criticado la intervención en el Bellas Artes

2) Los expertos nacionales e internacionales le han recordado al alcalde que ésta no es la solución apropiada para el futuro del edificio.

3) Y ahora las asociaciones ciudadanas también toman partido en contra de este modelo de gobernanza, plegado a los intereses privados.

Queremos anunciaros la convocatoria de una gran manifestación en defensa del edificio, que partirá el próximo sábado día 30 a las 12 del mediodía desde el propio cinematógrafo, concluyendo en el Boulevard, con el lema “BELLAS ARTES, MUCHO MÁS QUE UN CINE HISTÓRICO”. Invitamos a sumarse a todos los que como nosotros estén preocupados por los constantes derribos, por la pérdida de identidad de la ciudad convertida en un decorado de cartón-piedra, por el desplazamiento de sus habitantes hacia áreas periféricas y en definitiva, el rumbo especulativo que ha tomado la gestión municipal en los últimos años.

El gobierno municipal puede dar marcha atrás, ya que cuenta con las herramientas jurídicas para evitar la destrucción de este edificio simbólico. Si el cine más antiguo estuviera situado en Bilbao sin ninguna duda se hubieran destinado recursos públicos suficientes para restaurarlo, manteniéndolo como equipamiento cultural.

Inmunicémonos ante la turistificación

Verano 2021. Tras año y medio de pandemia, Donostia vuelve a acoger turistas extranjeros: pasaporte COVID activado, hoteles abiertos, campañas de promoción urbana, nueva legislación sobre pisos turísticos… la maquinaria turística vuelve a funcionar. Algunos lo han echado de menos y ahora vuelve la «normalidad» del modelo turístico que quieren recuperar con urgencia. Pero ¿de qué modelo de turismo estamos hablando? ¿Qué normalidad recuperamos? En este último año y medio hemos visto cómo el mercado turístico ha entrado en una crisis sin precedentes. Las debilidades de este modelo económico se han puesto de manifiesto y esta experiencia nos invita a repensar si las y los vecinos donostiarras queremos asumir los costes del turismo en nuestras vidas.

Verano 2021. La emergencia de vivienda es un virus que hay que combatir. Venimos de la primavera en la que 16 movimientos y asociaciones de la ciudad han realizado una movilización inédita por el derecho a la vivienda en Donostia. La crisis habitacional en la ciudad es más grave que nunca: alquileres impagables, vecinos expulsados de los barrios, desahucios… Sin embargo, tras la modificación expresa del Plan General de Ordenación Urbana, en San Sebastián se han legalizado en 550 pisos turísticos más. Por otro lado, las 35 licencias hoteleras concedidas en los últimos años están terminando las obras de estos hoteles y se están produciendo nuevas aperturas e inauguraciones. Es verano en la ciudad en la que la vivienda ha dejado de ser un derecho, en la que se ha convertido en un lujo al alcance de cada vez menos gente.

Las debilidades de este modelo económico se han puesto de manifiesto y esta experiencia nos invita a repensar si las y los vecinos donostiarras queremos asumir los costes del turismo en nuestras vidas.

Verano 2021. A nivel mundial, el tráfico aéreo y los cruceros vuelven a contaminar el aire y los océanos. En Donostia, la isla de Santa Clara, una zona de gran valor natural, se ha convertido en el nuevo atractivo turístico de la ciudad con el riesgo de desbordarse de gente. El entorno natural de Antondegi también está amenazado por el deterioro mediante un surf-park sin sentido. Sí, parece que volver a la normalidad era seguir apostando por la explotación y degradación de los espacios naturales en beneficio del mercado turístico en manos de promotores privados.

Verano 2021. La actividad turística se está recuperando contra los efectos de la pandemia: se están recuperando los puestos de trabajo perdidos y en esa actividad encontrarán empleo muchos y muchas trabajadoras de la ciudad y sus alrededores. Sin embargo, ir hacia el monocultivo turístico es un paso en falso para mejorar las condiciones de vida de la ciudadanía. Si no se apuesta por la diversificación económica y por facilitar la adaptación de trabajadores a otros sectores, volverán a depender de la explotación, la precariedad y el mercado sin estabilidad laboral que supone el turismo.

Cuando nos cuentan los beneficios de la actividad turística, se nos presenta como motor económico y generador de empleo. Si miramos con atención, en cambio, cabe destacar, por un lado, la baja calidad y fragilidad de este empleo y de esta actividad económica. Y, por otro lado, es evidente que la actividad turística exige una enorme inversión pública y un condicionamiento absoluto de las políticas públicas. Crea algunos empleos, da grandes beneficios a unos pocos, pero en los presupuestos públicos está la base de todo eso. Las ciudades se desarrollan en beneficio de los que ganan con el turismo, se crean atractivos culturales, se construyen infraestructuras gigantescas y se pagan con los impuestos de todos.

Inmunicémonos contra la turistificación. No dejemos la salud de la ciudad en manos de un modelo económico que no garantiza unas condiciones de vida dignas para sus habitantes. Cuidemos la vida de la ciudad en cuanto esté en nuestras manos. La pandemia de año y medio lo ha dejado claro: el decrecimiento turístico es tan necesario como inevitable. Organicémonos y luchemos en esa dirección en nuestros barrios y calles.

Las ciudades se desarrollan en beneficio de los que ganan con el turismo, se crean atractivos culturales, se construyen infraestructuras gigantescas y se pagan con los impuestos de todos.

Surfistas participan en un acto del colectivo Antondegi Berdea mostrando su oposición al proyecto de olas artificiales en San Sebastián

Ayer, jueves 15 de julio, el colectivo ANTONDEGI BERDEA – OLATUAK ITSASOAN realizó una jornada informativa y de protesta en la Zurriola con el fin de mostrar su oposición al proyecto de olas artificiales en Antondegi.

La acción de comunicación pública se inició con la instalación de una carpa informativa en las inmediaciones de Sagües, la cual estuvo abierta durante toda la tarde atendiendo a interesados y curiosos que se aproximaron a la misma con la intención de informarse más en profundidad sobre el proyecto, la situación en la que se encuentra, etc.

Varios miembros del colectivo repartieron entre los numerosos viandantes del Paseo de la Zurriola folletos informativos en los que explican de manera resumida los sólidos argumentos que el colectivo esgrime para solicitar al Ayuntamiento de San Sebastián la paralización del proyecto de olas artificiales e invita a firmar la petición de paralización.

Al mismo tiempo, algunos surfistas clavaron con estacas en la arena, en diferentes puntos de la playa, carteles de madera hechos por ellos mismos, en lo que destacaron las razones que les mueven a posicionarse en contra del proyecto de Antondegi. Los carteles mostraban mensajes como, por ejemplo: “Porque degradaría el cinturón verde de Donosti”, “Porque tendría una entrada cara y elitista”, “Porque aumentaría la masificación de surfistas en la Zurriola”, “¡Porque a 4 kilómetros del mar es absurdo!”… Y todos los carteles también portaban una pequeña pegatina con la exclamación: “Surf parkeari ez!”

La acción más vistosa del día la realizaron los surfistas hacia las seis de la tarde, cuando una treintena de ellos entró al agua con sus tablas, remó hasta la rompiente, y desplegó allí una pancarta de 15 metros de largo, la cual resultó bien visible desde el Paseo de la Zurriola, desde donde podía leerse: “Antondegi Berdea – Olatuak Itsasoan – No a las artificiales en San Sebastián”.

Los surfistas realizaron la acción de protesta de buen humor y con el mejor de los talantes, y el portavoz Jabi Iraizoz declaró que “Estamos convencidos de que el proyecto de olas artificiales en Antondegi es un despropósito. Todas las asociaciones ecologistas y conservacionistas de Gipuzkoa están en contra, muchos surfistas no queremos que se haga, y menos aún en nuestro nombre. Vamos a seguir denunciándolo con argumentos, buen tono y una sonrisa, porque estamos convencidos de que nos asiste la razón”.

También añadió: “Tengo la sensación de que cada vez somos más los que no quieren una piscina de olas artificiales en San Sebastián, y también estoy convencido de que incluso los que la quieren no la ven con buenos ojos en Antondegi”. 

www.antondegiberdea.eus